Todo por un chip: grandes industrias han entrado en crisis por la escasez de un controlador que cuesta un dólar

La industria de semiconductores de $ 450 mil millones ha entrado en crisis, y todo por un controlador de pantalla cuyo precio es de un dólar. El único propósito de estos chips es transmitir instrucciones básicas a un sistema de navegación. El problema para la industria de los chips, y cada vez más para las empresas más allá de la tecnología, como los fabricantes de automóviles, es que no hay suficientes controladores de pantalla para todos. Las empresas que los fabrican no pueden seguir el ritmo de la creciente demanda.

Cientos de diferentes tipos de chips conforman la industria global del silicio, y los más llamativos de Qualcomm Inc. e Intel Corp. van desde $ 100 cada uno a más de $ 1,000. Esos ejecutan computadoras potentes o el brillante teléfono inteligente en su bolsillo. En contraste, un chip controlador de pantalla es mundano: su único propósito es transmitir instrucciones básicas para iluminar la pantalla de su teléfono, monitor o sistema de navegación.

«Nunca había visto algo así en los últimos 20 años desde la fundación de nuestra empresa», dijo Jordan Wu, cofundador y director ejecutivo de Himax Technologies Co., un proveedor líder de controladores de pantalla. «A cada aplicación le faltan chips». “Crear nueva capacidad es demasiado caro”, dice Wu, quien explicó que no puede hacer más controladores de pantalla presionando más a su fuerza laboral.

El cuello de botella es que estas líneas maduras de fabricación de chips se están agotando. Wu dice que la pandemia generó una demanda tan fuerte que los socios de fabricación no pueden fabricar suficientes controladores de pantalla para todos los paneles que se utilizan en computadoras, televisores y consolas de juegos, además de todos los productos nuevos en los que las empresas están instalando pantallas, como refrigeradores, termómetros inteligentes. y sistemas de entretenimiento para automóviles.

Nadie está construyendo líneas de fabricación de nodos más maduros porque no tiene sentido económico, indicó Bloomberg. Las líneas existentes están completamente depreciadas y ajustadas para obtener rendimientos casi perfectos, lo que significa que los controladores de pantalla básicos se pueden fabricar por menos de un dólar y las versiones más avanzadas por no mucho más. Comprar equipo nuevo y comenzar con rendimientos más bajos significaría gastos mucho más altos.

Lo que agrava la situación es la falta de vidrio. Los principales fabricantes de vidrio informaron accidentes en sus sitios de producción, incluido un apagón en la fábrica de Nippon Electric Glass Co. en diciembre y una explosión en la fábrica de AGC Fine Techno Korea en enero. Es probable que la producción se mantenga restringida al menos durante el verano de este año, dijo el cofundador de la consultora DSCC, Yoshio Tamura.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS