El misterio de los bostezos: ¿por qué aparecen y cuándo podrían representar un riesgo para la salud?

Una neuróloga explicó las verdaderas razones por las que se provocan los bostezos y cuán peligroso podría ser si una persona bosteza muy seguido

¿Quién no bostezó alguna vez en su vida? Probablemente casi todos asocien esta acción con el sueño, las ganas de dormir, o hasta el “contagio” cuando otra persona también bosteza. 

Lo cierto es que la razón científica va más allá, y lo que en verdad sucede es que esta reacción es un proceso de reflejo que permite al cerebro activarse. Explicado el efecto de los bostezos, ahora podríamos hacernos otra pregunta, ¿qué situaciones pueden ocasionar los bostezos?

“Los cambios de horario, los vuelos a otras zonas con otros horarios, cualquier alteración de los ritmos biológicos y un mayor trastorno del sueño provocarán el fenómeno del bostezo. Si el sueño es ineficaz, la persona bostezará periódicamente durante el día”, explicó la neuróloga Olga Golubinskaya a Sputnik News.

Ahora, deberíamos prestar atención a estas reacciones. Ya que bostezar en algún momento del día es un proceso de reflejo normal, pero si esto sucede con frecuencia puede ser una señal de una grave enfermedad.

Una neuróloga aseguró que las personas que bostezan frecuentemente podrían padecer de una grave enfermedad

¿Qué podría significar el bostezo frecuente?

“El bostezo puede estar acompañado, por ejemplo, de insuficiencia cardíaca. Los trastornos mentales asociados a las alteraciones del sueño –neurosis pueden ser la depresión que también puede producir bostezos constantes”, agregó la especialista.

Golubinskaya recomendó no alarmarse por los bostezos que son generados por el cansancio, pero sí advirtió que es necesario observar que estos no vayan acompañados con síntomas que pueden indicar un peligro para la salud indica Sputnik.

“Hay fenómenos asociados: astenia, disminución de la memoria, alteración de la concentración, despistes, dolores de cabeza, disminución del estado de ánimo, fluctuaciones de la presión. A menudo, la sintomatología vegetativa hace que una persona bostece”, describió.

Muchas veces los bostezos son calificados como contagiosos. Esto se debe a la reacción reflectiva que en algunas personas es más sensible que en otras, ya que el cerebro funciona como un espejo y se ajusta a la imagen que ven y emiten una respuesta.

Sin embargo, este no es el único hábito que muchas personas pasamos por alto, sin saber que sus causas y consecuencias podrían ser graves. El mal aliento, es un síntoma algo frecuente y algo que muchos deciden ignorar. 

¿Mal aliento?: puede ser una señal de graves enfermedades

El mal aliento es un problema que puede parecer poco grave y lamentablemente afecta a un gran número de personas en nuestra sociedad, más específicamente 80 millones de personas, según asegura la Academia de Odontología General. Sin embargo, este síntoma que a muchos puede parecerle común no debe ignorarse, ya que puede indicar problemas de salud graves.

Este síntoma, también se conoce como halitosis, y ocurre cuando ciertas sustancias químicas se acumulan en la boca, explicó la terapeuta rusa, Arina Zhegálina.

Las causas del mal aliento pueden ser las características fisiológicas del cuerpo, como la estructura de la cavidad bucal, la presencia de bolsas gingivales profundas o la forma y el pliegue de la lengua. Sin embargo, frecuentemente este síntoma está asociado a alguna enfermedad.

“La mayoría de las veces, o más bien, en el 90% de los casos, [el mal aliento] ocurre en la presencia de enfermedades dentales y enfermedades de los órganos otorrinolaringológicos, cuando se crean ciertas condiciones para que cambie la microflora de la cavidad bucal”, detalló la profesional de salud al medio 5-tv.ru.

La causa de la halitosis reside en caries desatendidas, periodontitis graves, sangrado de las encías o en la saliva

¿Por qué se genera mal aliento?

En los casos más frecuentes, la causa de la halitosis reside en caries desatendidas, periodontitis graves, sangrado de las encías o en la saliva, explicó Zhegálina. “Este síntoma puede acompañar a enfermedades del aparato digestivo, con un espectro muy amplio: enfermedades del estómago, intestinos e incluso del hígado”, agregó la médica

Según el experto, el mal aliento puede ser causado también por el desarrollo de amigdalitis crónica -la inflamación de las amígdalas palatinas- o sinusitis -la inflamación del seno maxilar-.

“Un olor desagradable en la boca puede ser incluso debido a la predominancia de ciertos alimentos en la dieta: cebollas, ajos, rábanos, repollo, platos ricos en especias, especialmente curry, así como el abuso del café y los cigarrillos. Todo esto provoca el mal aliento”, aclaró Zhegálina.

Es probable que las personas que padezcan de tener mal aliento puedan tener vergüenza y, en algunos casos, incluso puedan causar ansiedad y depresión. Sin embargo, el experto afirma que no es necesario desesperarse si padeces halitosis, ya que es algo que se puede tratar.

“En primer lugar, hay que prestar atención a la higiene bucal, contactar a un dentista para descartar posibles problemas”, agregó la médica.

En el caso de que el mal aliento permanezca, incluso en el caso de tener una perfecta salud bucal, entonces es necesario buscar la ayuda de otro profesional, que puede ser un otorrinolaringólogo o gastroenterólogo, recomienda el profesional.

El uso del barbijo puede hacer que las personas se den cuenta más fácil de que tienen mal aliento

En la acutalidad, el uso de una máscara durante la pandemia de coronavirus puede hacer que las personas se den cuenta más fácilmente que tienen mal aliento.  Si uno puede oler su aliento tras la mascarilla, entonces éste es totalmente desagradable, ya que la mayoría de personas no suelen percibirlo por sí mismas, según dicen los odontólogos.

Fuente: iprofesional.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS