Polémica por los alfajores transgénicos de Havanna: podrían producirse con trigo alterado genéticamente

La semana pasada la empresa marplatense Havanna cerró un acuerdo con Bioceres para producir sus productos con trigo HB4, es decir, la variedad modificada genéticamente. Desde las compañías argumentan que el objetico «es reducir la huella de carbono», mientras que ambientalistas subrayan que es un «peligro para la salud, biodiversidad y el ambiente«. El uso del trigo trasgénico está en debate en el país desde mediados del año pasado cuando Alberto Fernández aprobó su uso comercial.

«Los productos se elaborarán bajo la marca Havanna y contarán con el más alto grado de información al consumidor respecto de la zona de origen del trigo, la huella ambiental generada, y otros datos derivados del sistema de identidad preservada establecido para la producción de trigos HB4», comunicaron ambas empresas tras rubricar el acuerdo y argumentaran que el objetivo es reducir la huella de carbono, ya que el trigo transgénico tiene un uso más eficaz del agua y resiste sequías.

Frente a esto, la Asociación Argentina de Abogades Ambientalistas expresó su rechazo en redes sociales donde impulsó una iniciativa con el fin de juntar firmas en rechazo al proyecto. «Este trigo es resistente al glufosinato de amonio, peligro para la salud, biodiversidad y el ambiente», argumentaron y agregaron que «esta autorización es solo un avance del agronegocio sobre la alimentación de nuestros pueblos y sobre nuestra agricultura que no podemos aceptar».

«Los transgénicos diseñados para tolerar herbicidas están diseñados para aumentar el uso de agrotóxicos. Esto es particularmente preocupante en nuestro país donde cada vez vemos más casos de familias fumigadas por el avance de la frontera del agronegocio», agregaron los letrados y concluyeron: «Precisamos avanzar hacia un paradigma de agricultura con foco en la alimentación y salud de las personas. Fomentar las experiencias agroecológicas de trabajo justo es fundamental en este sentido».

¿Qué fue lo que anunciaron Havanna y Bioceres?

Basicamente que, siempre y cuando Brasil lo siga comprando, va a utilizar harina del trigo transgénico BH4.

?Este trigo es resistente al glufosinato de amonio, peligro para la salud, biodiversidad y el ambiente. #ChauHavanna pic.twitter.com/jOC34D4zzA

— Asociación Argentina de Abogades Ambientalistas (@AbogadesAmbient) May 17, 2021

Debate por el trigo transgénico

En octubre del año pasado Argentina e convirtió en el primer país del mundo en aprobar la variedad transgénica de trigo HB4.«La tecnología HB4 permite obtener semillas más tolerantes a la sequía, minimizando las pérdidas de producción, mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés hídrico y da mayor previsibilidad a los rindes por hectárea», manifestó el Ministerio de Ciencia e Innovación Tecnológica de la Nación.

No obstante, la Cámara de Exportadores de Cereales Argentina (CEC) manifestó su preocupación al asegurar que nuestro país ya llevó a cabo otros intentos de venta de alimentos transgénicos y no recibió la aprobación de los países a los que les exporta.

Además, la ONG Ecologistas en Acción advirtió en aquel momento que los alimentos transgénicos pueden causar diversos daños en la salud humana como el incremento de las alergias, aumento de componentes tóxicos en los alimentos, resistencia a los antibióticos, ya que el gen introducido puede provocar que el estómago no digiera correctamente los remedios.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS