La bicicleta financiera del dólar, la mejor inversión en lo que va del año, ¿entra en zona peligro?

Se obtuvo rendimientos de hasta 13% en dólares y a pesar de los movimientos recientes del dólar, algunos creen que hay oportunidades. Riesgos a mirar

El movimiento reciente de los dólares financieros como el contado con liquidación (CCL) y el MEP de la semana pasada no hizo mella en la ganancia que venían mostrando los inversores que hacen la “bicicleta” financiera o carry trade con los activos en pesos.

El “carry trade”, o bicicleta financiera, es cuando se realiza una inversión en pesos, aprovechando los altos rendimientos que ofrecen algunos instrumentos en dicha moneda, para luego de un determinado plazo “pasarse” a moneda extranjera y obtener una ganancia mayor.

A pesar de la reciente suba, que parece que se estaría estabilizando, en los primeros cuatro meses del año tuvieron ganancias de hasta 13% en dólares. 

Mientras que el contado con liquidación sube 11% en este 2021 y el MEP casi 9%, la apuesta a los pesos con tasa de interés no se detuvo e incluso treparon mucho más que los dólares financiero.

Según GMA Capital, lo mejor pasó por los Botes, que permitieron un retorno directo promedio de 13% en moneda dura

Los bonos en pesos fueron el vehículo para poder obtener ganancias con el carry trade

La lista de los ganadores

Detrás, aparecen los bonos CER (4,8%), los títulos Badlar (3,4%), Ledes (1,9%) y hasta los plazos fijos (0,4%). “A la hora de pasarle el filtro de inflación, las tasas de rentabilidad en pesos no fueron tan atractivas. Gracias al devengamiento y, especialmente, a ganancias de capital por compresión de retornos, solamente los bonos a tasa fija (8,2%) y los títulos indexados (0,1%) posibilitaron sacarle una diferencia al encarecimiento del costo de vida en el primer tercio del año”, dice GMA. 

Dentro de lo más flojo de los primeros cuatro meses, se encuentran los bonos en dólares en sus variantes de ley local (Bonares) como ley internacional (Globales). “El deterioro de las paridades siguió su curso durante los últimos meses como reflejo de un riesgo país que llegó hasta 1.600 puntos”, dice. 

Los títulos dollar-linked, otrora muy demandados en tiempos de brecha de 3 dígitos a finales del cuarto trimestre de 2020, padecieron un desinterés similar. Claro que estos fueron afectados por la menor suba que le imprimió el Banco Central al dólar oficial. El famosos crawling peg se detuvo y el tipo de cambio que digita el Gobierno sube 10% (menos que la inflación).

El atractivo se evaporó a medida que el mercado fue reduciendo su expectativa de devaluación. “La dinámica entre enero y abril fue marcadamente favorable para el entorno en pesos. Sin embargo, la volatilidad y la velocidad que mostraron en las últimas semanas los dólares financieros invitan a ser cautelosos hacia adelante. El dólar MEP trepó 7,5% mientras que el CCL ganó 6,1%, erosionando gran parte de las ganancias en moneda dura que aún ostentaba buena parte del entorno de inversiones en pesos”, acota GMA. 

¿Qué pasará con la bicicleta financiera? “Venía siendo un negocio muy bueno, siempre que el inversor estuviera atento al recalentamiento del dólar. No obstante, hubo ciertas noticias y cuestiones puntuales que no le gustaron al mercado e hicieron desaparecer un poco la calma que se venía viendo. En este sentido, tiene mucho que ver el tema del lockdown o cierre completo por la segunda ola de covid y otros ruidos, que ya están más relacionados a las cuestiones políticas. Esto hizo que se retrajera la venta y el dólar comenzará a subir, aunque vale aclarar que fue con volúmenes poco importantes”, dijo Nicolás Chiesa, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Para Gustavo Neffa, socio y director de Research For Traders, en los primeros meses del año convino estar comprado en bonos indexados al CER o Badlar y hacer tasa de interés antes que el dólar. Pero en la última quincena de abril todo se dio vuelta y puso en jaque la estrategia de pesificación. “Transitaría el camino a octubre con un mix de pesos y posiciones dolarizadas en partes iguales, reforzando la dolarización en el último tramo“, aconseja. 

Se ganó bastante haciendo el carry trade en los últimos meses del año pasado y comienzos del 2021

Las mejores (y peores) épocas del carry

Claro que estas apuestas en el mercado están condicionadas a que no se recaliente el dólar financiero.

Por ahora, pareciera que los movimientos son acotados pero, como dicen los especialistas, hay que tener mayores recaudos.

El CCL y el MEP están atados a lo que suceda con las restricciones y la posible mayor emisión para el Tesoro. Más adelante, las elecciones (con las PASO primero y luego de las octubre noviembre) sumarían más temperatura al dólar. El historial marca que hacer la “bicicleta” financiera no es para todo el mundo.

En la Argentina, durante los primeros años del macrismo fue muy lucrativo hacerlo con las Lebac (las letras del BCRA). Pero rápidamente la devaluación sin control a partir del 2018 pulverizó cualquier intención de los inversores (muchos del exterior) de ganar en dólares apostando por activos en pesos. En 2018 se perdió más del 30% en moneda dura apostando al carry trade.

Un años después, con la megadevaluación post PASO, volvieron a quedarse con las manos vacías: se perdió 17,2%.

Ya con el gobierno de Alberto Fernández en funciones, tampoco fue propicio jugarse a esta operatoria. En 2020, el año de la pandemia, perdieron 29% por la explosiva suba de los dólares financieros.

Recién sobre finales del año pasado y este, con la pax cambiaria lograda a punta de cepo e intervenciones en el CCL vendiendo bonos, hacer la “bicicleta” volvió a ser negocio. Nadie sabe hasta cuándo. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ

Fuente: iprofesional.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS