Se fue a Miami para vacunarse, volvió con coronavirus y ahora podría pasar 15 años en prisión

La directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, utilizó sus redes sociales para informar la situación de un joven que estuvo en Miami para vacunarse contra el coronavirus, pero volvió con la enfermedad. Entonces, para poder ingresar a la Argentina, ocultó información, por lo que, podría pasar 15 años en prisión, de acuerdo a lo informado por la propia funcionaria nacional. En el país ya se conoció un caso similar, pero que provocó el fallecimiento de un adulto mayor.

«Las cámaras térmicas de Migraciones en Ezeiza detectaron un joven con fiebre proveniente de Miami. Se fue a vacunar, sabía que tenía Covid y ocultó información para intentar ingresar al país. Ahora está detenido y la pena podría ser de hasta 15 años. Seamos responsables», indicó Carignano en su cuenta de Twitter. En sus redes sociales, la directora Nacional de Migraciones suele compartir todas las medidas sanitarias que se están aplicando en todo el mundo con el objetivo de combatir la pandemia del coronavirus.

Un caso testigo: Eric Torales

Uno de los casos más paradigmáticos del año fue el de Eric Torales. Se trató de un joven de 26 años, quien viajó a los Estados Unidos de vacaciones. Cuando volvió, tuvo que aislarse por 14 días, tal como lo indicaban los protocolos dispuestos por el Ministerio de Salud. Sin embargo, rompió la cuarentena y asistió a una fiesta de 15. En ese evento, Torales, quien tenía coronavirus, provocó la muerte de su abuelo y un contagio masivo. Al menos 19 personas informaron síntomas, tras participar de ese festejo.

Eric Torales fue denunciado por la intendenta de Moreno, Mariela Fernández. Tras finalizar con la etapa de instrucción, el titular de la Fiscalía Federal N°1 de Morón, Santiago Marquevich, elevó la causa a juicio oral. El joven fue imputado por el delito de propagación culposa de una enfermedad peligrosa y contagiosa, agravada por haber resultado en enfermedad y muerte. El juicio oral podría comenzar en las próximas semanas y repercutió en los medios porque se trató de la primera judicialización de este tipo de hecho.

Otro caso similar es el de Luca Singerman, quien cruzó de Uruguay a Argentina mediante un buquebus. El joven sabía que estaba contagiado, sin embargo, nunca informó «sus síntomas» a las autoridades, lo que provocó que 400 personas tuvieran que aislarse. Una de ellas falleció a los pocos días. Singerman, de 21 años, fue procesado bajo el cargo de «autor penalmente responsable del delito de violación de medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la propagación de una epidemia». Además, fue embargado por 25 millones de pesos.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS