Por una reunión con Martín Soria, fiscalas denuncian que el Procurador General las retó y les “prohibió derechos básicos”

Un grupo de 13 fiscalas se reunieron con el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, con el propósito de proponerle una serie de reformas feministas en el marco de la discusión del Ministerio Público Fiscal. Tras el encuentro, una de ellas Gabriela Baigún denunció que el Procurador General interino, Eduardo Casal, las retó y les “prohibió derechos básicos”.

“Nosotras nos juntamos, le pedimos una audiencia y de hecho fue una reunión que duró dos horas que la calificaría como fructífera porque al Ministro realmente le interesaba toda la perspectiva que planteamos”, destacó la fiscala en diálogo con FutuRock. Al otro día del encuentro, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich y la abogada Florencia Arietto presentaron una denuncia.

“Nosotros tenemos que hacer un informe anual de gestión y al fin proponemos todas las reformas legislativas que creemos necesarias, por lo que se trasluce de la denuncia nos dicen que las propuestas las tendríamos que haber hecho a través de los informes de gestión”, explicó la mujer sobre el contenido de la denuncia recibida. Debido a la reunión y a la denuncia, el Procurador las llamó para hacerle unas observaciones.   

En ese marco, Baigún aseguró que Casal “se aprovechó de esta denuncia para darnos un tirón de orejas y para decirnos: no pueden ir a ver más a ninguna autoridad si no pasan primero por mi oficina para pedirme permiso”. “Jamás pasó”, remarcó la fiscala. Incluso, señaló que “se han visto reuniones de fiscales con ministros de Seguridad, con presidentes” y hasta con “la propia Bullrich en su gestión tuvo reuniones con fiscales”.

Cuestiones de género

Baigún sostuvo que “el trato con el Procurador siempre fue muy correcto”. Sin embargo, en esta oportunidad “el Procurador Casal nos prohíbe derechos básicos como el derecho a expresión a reunirse con las autoridades”. Sobre el encuentro, desatacó que “son cuestiones de género, solo nosotras sabemos cuáles son las que nos atañan”. Y completó: “Que venga un Fiscal General de Casación y te diga qué fue lo que dijeron o hablaron ya es un acoso”.  

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS