Gabriel Solano sostuvo que la suspensión de clases presenciales es “la única medida concreta y efectiva” del nuevo DNU

El legislador porteño por el Frente de Izquierda, Gabriel Solano, se refirió a las nuevas medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández para combatir la segunda ola de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires. En este sentido, destacó la suspensión de clases presenciales como “la única medida concreta y efectiva” del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

“Lo anunciado no servirá para combatir la pandemia y agravará la crisis sanitaria y social”, sostuvo Solano a través de un comunicado oficial. “Increíblemente las medidas anunciadas serán solo para para la zona metropolitana, cuando los contagios crecen en todo el país (en Córdoba y Santa Fe –detalló– vienen reportando contagios superiores a los 1.500 y a veces de los 2.000). Dejó en manos de gobernadores e intendentes la adopción de medidas, renunciando a la responsabilidad que le cabe como presidente de toda la Nación”, cuestionó el legislador.

Al mismo tiempo, destacó “la suspensión de las clases presenciales, (como) la única medida concreta y efectiva”. Según expresó, esa determinación “fue una victoria de la docencia”. No obstante, reconoció que “el pasaje transitorio a la virtualidad no fue seguido del anuncio de medidas que garanticen efectivamente la conexión de docentes y estudiantes. La repetición del fracaso del año pasado es inexorable”, objetó el referente del Partido Obrero.

Por otra parte, otro de los puntos cuestionados por Solano en torno a las medidas adoptadas tuvo que ver con la “ausencia” y la “omisión” de “cualquier medida de ayuda económica para los sectores afectados”. En esta línea, recordó el Ingreso Familiar de Emergencia, “eliminado como parte de los planes de ajuste fiscal negociados con el Fondo Monetario Internacional”.

También cargó contra el “despliegue de las Fuerzas Armadas, cuyas misiones sanitarias tienen claramente un carácter intimidante en los barrios populares golpeados por la miseria”, al tiempo que criticó “la falta de anuncios para reforzar al sistema de salud, algo elemental en el cuadro de una pandemia y muchos menos la centralización del mismo para permitir un uso de los centros estatales y privados de salud en función de las necesidades que plantea un sistema al borde del colapso”.

“En síntesis, las medidas anunciadas no servirán para combatir la pandemia sino que agravarán la crisis sanitaria y social. Es necesario seguir el ejemplo de los trabajadores de Neuquén y de la docencia, para organizar una lucha independiente por todos los reclamos populares referidos a la pandemia y a la crisis social”, sentenció Solano.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS