La emoción de un día histórico para Estados Unidos: se reúnen familias migrantes separadas por el gobierno de Donald Trump

Estados Unidos comenzará a reunir a los niños migrantes con sus familias esta semana, separados durante el Gobierno de Donald Trump tras ingresar de forma ilegal por la frontera sur, anunció el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. «Hoy es solo el comienzo. Estamos reuniendo al primer grupo de familias, vendrán muchas más y reconocemos la importancia de brindarles a estas familias la estabilidad y los recursos que necesitan para sanar», dijo Mayorkas en un comunicado.

La mayoría de los menores separados de sus familias son de origen centroamericano; miles fueron alojados en refugios federales custodiados por agentes fronterizos y otros fueron enviados a familias de acogida, pero el Gobierno de Trump admitió el año pasado que no se sabía del paradero de cientos de menores de edad.

Mayorkas explicó que el Grupo de Trabajo de Reunificación Familiar se hizo cargo de la situación junto al gobierno federal y los abogados de las familias, además de autoridades extranjeras, «para abordar la cruel separación de los niños de sus padres por parte de la administración anterior».

El grupo de trabajo, creado en febrero y presidido por Mayorkas, ha estado trabajando para establecer una base de datos de familias divididas desde la primavera boreal de 2018, cuando se comenzó a implementar la medida, con el fin de encontrar a todas las personas que fueron separadas de un ser querido y brindarles la oportunidad de reunirse, destacó la agencia de noticias Sputnik.

«El informe inicial del Grupo de Trabajo se debe entregar el 2 de junio de 2021 y proporcionará una actualización completa sobre el progreso del Grupo de Trabajo (…) El Grupo de Trabajo ha logrado un progreso crítico en un corto período de tiempo, lo que resultó en reunificaciones a partir de esta semana y más en las próximas semanas», dijo el Departamento de Seguridad Nacional en el comunicado.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó que a principios de abril que el grupo de trabajo había identificado y estaba revisando 5.600 archivos sobre migrantes solicitantes de asilo que pueden haber sido separados durante la administración de Donald Trump.

Joe Biden ha criticado constantemente las políticas de inmigración de línea dura de la administración anterior, especialmente la controvertida política de «tolerancia cero», según la cual las autoridades federales separaron a los niños de sus familias después de que cruzaron ilegalmente la frontera desde México.

Los padres fueron enviados a centros de detención federales para esperar sus audiencias en la corte mientras sus hijos permanecían en refugios operados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, donde, según denuncias de activistas, no se les brindaba la atención adecuada. La política se detuvo después de masivas críticas y derrotas legales, pero según los informes, cientos de niños migrantes siguen separados de sus familias.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS