El fútbol argentino vuelve a Fase 1: qué significa y cómo son los protocolos de la AFA

La segunda ola de coronavirus afecta a la sociedad argentina que hoy registró un récord de casos positivos con más de 20.000. El panorama desalentador y la imposibilidad de poner restricciones por el hartazgo social, el fogoneo mediático y la triste realidad económica, pintan una realidad en la que habrá que cuidarse más que nunca. Por eso, y ante el estallido de casos del fútbol argentino, la AFA decidió volver a una especie de Fase 1 sin suspender el torneo.

Matías Lammens, Ministro de Deportes y Turismo, y Carla Vizzoti, Ministra de Salud, pidieron expresamente a las autoridades de AFA volver al viejo protocolo. Desde Nación notaron mucho relajamiento en los planteles, al igual que en toda la sociedad y por eso se volverán a tomar medidas de precuación. Según informó TNT Sports no será una Fase 1 con burbujas y entrenamientos individuales, sino que se tomarán algunos puntos para llevarlos a cabo.

Como primera medida, todos los futbolistas deberán asistir a los entrenamientos de manera individual. Cada uno deberá tener su botella de agua, su mate, y sus elementos de trabajo sin compartirlo con los demás para evitar la circulación del virus. Los casos resonantes en Sarmiento de Junín, Gimnasia de La Plata, Independiente y Banfield encendieron las alarmas pero bajo ningún concepto se suspenderá el torneo.

Protocolos en el fútbol argentino

Otro de los puntos claves es que los futbolistas ya no podrán bañarse en el vestuario y deberán irse transpirados a sus casas. La circulación del virus se propaga muy fácilmente en ambientes cerrados y el vestuario es el lugar ideal para un posible contagio, por eso, del entrenamiento directamente a la casa. Esta medida también será para los partidos aunque habrá que ver cómo se lleva adelante, sobre todo cuando haya viajes de larga distancia.

Y la tercera más importante es la de la concentración. Los planteles no concentrarán más para evitar el contacto y cualquier tipo de juntada en habitaciones, compartir el mate o algún torneito de truco nocturno. Estas son las medidas más importantes que se comenzarán a implementar desde este miércoles para evitar la propagación del virtus, después quedará en la responsabilidad personal de cada jugador lo que haga fuera de la cancha o de los entrenamientos.

Fuente: elintransigente.com,

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS